El periscopio invertido

Consejos no pedidos y que, por supuesto, nadie va a seguir

Os ofrecemos la parte final del extenso comunicado “De Ayotzinapa, del Festival y de la histeria como método de análisis y guía para la acción”, publicado por el EZLN el pasado 12 de diciembre. Eso sí, os recomendamos su lectura completa en la página http://enlacezapatista.ezln.org.mx

Consejos no pedidos y que, por supuesto, nadie va a seguir:

1.- Basta de buscar su Sinsajo. Dejen el tren de la desilusión, ahí la próxima estación es “apatía y cinismo”. Su destino final: “la derrota”.

2.- No se claven en los trending topic o como se diga. Lo mismo en tuits de gente “famosa”, “líderes de opinión” o gente supuestamente “inteligente”. Busquen los tuits de la gente común. Encontrarán ahí verdaderas joyas literarias en miniatura y pensamientos de ésos que valen la pena, es decir, los que obligan a pensar. Ahí no hay tuit pequeño.

Los trending topic (los “temas del momento”) sólo sirven como espejo deformado y son tan ridículos como un salón de masturbación masiva: al final terminan todos insatisfechos y batidos. Y llega un momento en que los tuits son como diálogo de película porno: “¡oh! ¡sí, sí, así, no pares!“. ¿O es un gran mérito ganarle al hashtag #WeLoveYourNewHairJustin o al de #Sammy?

3.- Valorar a una persona por el número de seguidores y no por sus pensamientos y acciones es ocioso e inútil.

Si la mierda tuviera feisbuc, tendría “likes” (y “licks“) de cientos de miles de millones de moscas.

4.- En defensa de las redes sociales, o más bien en defensa del uso de las redes sociales, pensamos que son también una compartición si se elige a dónde dirigir la mirada y el oído.

Hay grandes escritoras y escritores, pensadoras y pensadores, analistas y critíc@s, luchador@ sociales que no aparecen ni aparecerán en los grandes medios de comunicación de paga. Y much@s de ell@s no porque no l@s “descubran”, sino porque han elegido otro canal para expresarse. Esto no sólo hay que saludarlo, también alimentarlo.

5.- Pero, por grandes que sean las posibilidades de las redes sociales, también lo son sus limitaciones. Además de lo obvio, es decir, de que no se pueden tuitear silencios y miradas, aunque es gigantesco el universo de su quehacer, sigue siendo más grande el universo que queda excluido.

Las redes sociales no sirven para suplantar la comunicación básica (mirar, hablar, escuchar, tocar, oler, gustar), sino para potenciarla.

“Si no está en tuiter no existe”, remeda la caduca sentencia “si no está en los medios no existe”.

Aunque no lo crean, hay muchos mundos afuera del espacio cibernético. Y vale la pena asomarse a ellos.

Ahí nos estamos vimos viendo:

Sí, ya sabemos que somos incómod@s para unos y otros. Para unos somos radicales, para otros somos reformistas.

Tod@s, arriba y abajo, tendrán que tragarse esto:

Acá abajo, cada vez somos más
quienes nos empeñamos en luchar
sin suplicar perdón por ser lo que somos
y sin pedir permiso para serlo.

Sale.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.

México, 12 de Diciembre del 2014. En el año 20 del inicio de la guerra contra el olvido.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.