OPINIÓN

Mario Fernández-Mikel Cabieces o de cómo las cosas no son lo que parecen en Kutxabank

Mario Fernández, expresidente de Kutxabank declaró en el juzgado que los pagos realizados por la entidad a Mikel Cabieces obedecían a un pacto no escrito, en el País Vasco, para facilitar su inserción en la vida laboral. El caso está siendo investigado por la Justicia por si pudiera tratarse de un caso de corrupción política. Desconozco si la Fiscalía está barajando la secuencia de algunos hechos ocurridos en aquellos meses y que podrían llevarle a hacerse una idea equivocada de lo que realmente ocurrió.

En diciembre de 2011 el PNV y el PP alcanzaron un acuerdo para repartirse el poder en Kutxabank, en claro perjuicio del PSE. El 5 de enero de 2012 Mikel Cabieces, del PSE, es relevado como delegado del Gobierno en el País Vasco. El 11 de enero del mismo año, en el pleno de las Juntas Generales de Gipuzkoa, el PSE apoyó una resolución en la que se instaba a Kutxabank a “anular” el acuerdo entre PNV y PP, sobre la conformación del consejo de administración del banco (15 miembros nombrados por el PNV y PP) y a crear un órgano de gobierno que respete “la representación acordada en el contrato de integración que fue aprobado por las asambleas” de Kutxa, BBK y Vital.

El 14 de mayo de 2012, en la reunión de la ponencia del Proyecto de Ley de Cajas de Ahorro en el Parlamento Vasco, el PNV y el PP impusieron que la elección de los representantes de cada caja en el Consejo de Kutxabank -que en el proyecto de ley original se regía por un sistema que tenía en cuenta la proporcionalidad de las asambleas de cada entidad- se hiciese por mayoría, de forma que quien controla el 51% de la asamblea de la BBK, la Vital o la Kutxa tendrá derecho a nombrar a todos los vocales que corresponden a esa entidad en el consejo de Kutxabank. En esta reunión la representante del PSE lamentó la eliminación de la representación del Parlamento en las cajas y defendió el sistema proporcional que planteaba el proyecto de ley del gobierno de Patxi López, como “más moderno y democrático”.

El proyecto de ley, con los cambios realizados por el PNV y PP, se presentó a la aprobación de la comisión el 25 de mayo de 2012 contando con el apoyo del PSE, en contraste con las duras críticas realizadas por José Antonio Pastor cuando se dio conocer el acuerdo entre PNV y PP. “El PSE apoya por sorpresa la ley de cajas pactada por PNV y PP en perjuicio suyo” titula la noticia El Correo al día siguiente. La explicación del PSE fue que la norma es mucho más que el poder en las cajas y en Kutxabank pero no estaría de más que la Fiscalía investigue el motivo de este sorprendente apoyo.

La pura casualidad hace que estos hechos coincidan en el tiempo con la sustitución de Mikel Cabieces y la recepción por su parte de las primeras retribuciones que graciosamente Mario Fernández decidió le fueran abonadas para aliviar su situación de desempleo. Tratándose de un exdelegado del gobierno y miembro de la dirección del PSE qué menos que asignarle un subsidio de paro de 7.164 euros mensuales (estimación de los 243.592 euros reconocidos en 34 meses desde febrero de 2012 a noviembre de 2014).

Nada ocurre por casualidad se dice, nada más falso. Podría parecer que estamos ante un caso de compra de favores por parte de Mario Fernández para llevar adelante su diseño de Kutxabank cuando, como nos ha contado, se limitó a atender la petición de un miembro del PP de socorrer a Cabieces. Que esto ocurriese al tiempo que el PSE cambiaba sus votos es solo una maldita casualidad.

Germán García Marroquín. Ex miembro del Consejo de Administración de la Caja de Ahorros Vizcaína en representación de sus trabajadores.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.