La palomera

Si no se puede besar, no es mi revolución

“Era besarla y parecía que uno estuviera estrenando el mundo”, proclama Batania, el poeta Neorrabioso, en una de sus centellas. Besos revolucionarios, besos pedrada, besos lapa… como los de este otro poema: “Si me sigues besando se va a caer”. El propio Batania pone voz, besos saliva, a estos versos tornillo.

Si me sigues besando se va a caer

Ningún sinpapeles será detenido esta noche por la policía;
cuando la mujer que amo se acerque y me bese en los centros,
las patrullas huirán acosadas por tropeles de niños salvajes.

Me besa y siento que cae El Corte Inglés. Me besa
y se apagan los neones de La Caixa. Me besa tan alta
que quiebran las bolsas, y muere el dinero,
y sufre el hombre incoloro de los capitales.

Se va a caer el sistema si me sigue besando.
Con besos pedrada contra los cristales.
Con besos de lapa bajo los coches.
Con besos tornillo contra el ejército.
Con besos chupones contra la usura.
Si me sigue besando se va a caer.

Se va a caer, en serio, se va a caer.
Están aumentando los porcentajes de viento.
Estamos a punto de vivirnos. Si
me sigues besando de esa forma se va a caer,
Natalia, se va a venir al suelo
El Corte Inglés.

Batania.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.