Diario de a bordo

Colectivos sociales demandan al Gobierno Vasco un modelo de comedores escolares más sano, cercano y justo

Diversos colectivos sociales han lanzado la campaña “Gure platera gure aukera: eskola-jantoki eredu osasuntsuago, hurbilago eta bidezko baten alde. Por un modelo de comedores escolares más sano, cercano y justo” con la que reclaman que ha llegado el momento de cambiar el modelo de comedores de los centros educativos públicos en el País Vasco. El Departamento de Educación del Gobierno Vasco está en estos momentos elaborando los nuevos pliegos de condiciones para gestionar los comedores de estos centros educativos, condiciones que regiran estos comedores durante los próximos cuatro años. Las organizaciones y colectivos que impulsan esta campaña creen que es el momento adecuado para exigir los cambios que faciliten la transición a unos comedores más cercanos y justos.

Lurdes Imaz, coordinadora de EHIGE (Euskal Herriko Ikastetxeetako Guraso Elkartea):

Cada cuatro años, el Departamento de Educación del Gobierno Vasco saca a concurso la gestión de los comedores de los centros escolares públicos que alimentan diariamente a 92.000 alumnas y alumnos de 2 a 16 años. Las condiciones impuestas por este Departamento limitan enormemente el acceso a este concurso, lo que se traduce en un monopolio de siete empresas que se reparten un abultado presupuesto. De hecho, existe una denuncia a este respecto pendiente de resolver por la Autoridad Vasca de la Competencia.

Eneko Viñuela, integrante de Veterinarios Sin Fronteras:

Las familias de la Escuela Pública Vasca no tienen opción de elegir empresa ni lo que comerán sus hijos e hijas ni su procedencia, aunque paguen la misma cuota que los centros privados concertados, que tienen autonomía para tomar estas decisiones. En Bizkaia, hay dos escuelas públicas, en Larrabetzu y en Erandio, que tienen en marcha sus propios comedores, a pesar del nulo apoyo que reciben de la Administración vasca.

Ekaitz Barrenetxea, del AMPA de la escuela pública de Larrabetzu:

Por todo esto, desde hace años, estos colectivos y organizaciones sociales están reivindicando la modificación de la actual normativa para poder avanzar hacia otro modelo de gestión de los comedores escolares, un modelo saque los alimentos kilométricos de los menús escolares y los llene de alimentos locales, de temporada y producidos bajo normas respetuosas con el medio ambiente y potenciando de esta manera las maltrechas economías locales.

Este modelo de gestión demostrará la capacidad de actuar como elementos clave de la estrategia socio-económica local y garantizará una alimentación más sana, justa y sostenible. El abastecimiento de lso comedores a través de productoras y productores locales y del pequeño comercio tendrá también un efecto muy positivo en la economía local, creándose puestos de trabajo y mercados locales vivos.

Alazne Intxauspe, integrante del sindicato agrario vasco EHNE:

El comedor escolar es una herramienta educativa que fomenta hábitos alimenticios saludables y valores cívicos como la cooperación y la responsabilidad. Tiene además un gran potencial como elemento vertebrador de un desarrollo territorial equilibrado entre los entornos rural y urbano y puede tener un efecto multiplicador en la lucha contra el cambio climático, acortando distancias entre producción y consumo y creando conciencia ambiental desde la infancia. Asimismo, puede tener un valor incalculable en la conservación de la cultura gastronómica y el paisaje, apoyando una producción respetuosa con el entorno.

15030109

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.