ENTREVISTAS

“No doy permiso al Estado, a la cultura, a la religión ni a nadie para que me quite la vida””

“Ser una mujer kurda en Irán es un problema muy grande, no vives como un ser humano”, denuncia la activista Maryam Fathi, que en 2010 tuvo que huir de su ciudad, Marivan, en Irán, por su trabajo en favor de los derechos de las mujeres en Kurdistán y del pueblo kurdo. “Si hubiera seguido allí me habrían juzgado, sin abogados ni garantías, y me habrían condenado a la pena de muerte”, afirma Fathi.
Con motivo de la conmemoración este sábado, 20 de junio, de un nuevo Día Mundial de las Personas Refugiadas, Maryam Fathi narra lo que ella vivió, junto a su hijo de 5 años, para llegar a Europa, a Bilbao, donde vive desde hace 7 meses, y conseguir sus papeles de refugiada. A pesar de proceder de una familia acomodada y disponer de dinero para salir de Irán, Fathi fue engañada y extorsionada por una mafia que en lugar de llevarla a Francia la dejó en Bulgaria y posteriormente en Rumanía, donde ella y su hijo fueron detenidos y encerrados en un campo de refugiados. Una viaje terrible en el que, reconoce, estuvo muchas veces a punto de perder su vida.
Maryam Fathi denuncia que “en Oriente Medio no sólo los Estados matan a las mujeres, también el machismo. Diariamente, en cada ciudad, matan a las mujeres. Las mata su familia, los padres, los hermanos…por ser mujeres, por tener un amor…”.

15060085

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.