ENTREVISTAS

“Cuanto más hombre me hago más feminista me siento”

“El desasosiego trans para cada persona es completamente singular”, señala el cantautor transexual Viruta FTM (Madrid, 1977). “Hay gente que se pasa toda su vida teniendo un sentir trans y no llevándolo hacia fuera, hay gente que por cobardía lo oculta, hay gente que por la valentía de amar su cuerpo, y aunque no esté conforme, decide no atentar contra él… Hay convicciones a la carta, de todos los colores, igual que vivencias”, añade.

Viruta FTM, ahora se llama Víctor, antes Virginia, comenzó su tránsito de mujer a hombre con cerca de 40 años. “Transición es una palabra que está en el top ten de las que usamos habitualmente los transexuales. Es la fase en la que decidimos tomar la determinación de dejar atrás lo que parecíamos ser y comenzar unas modificacioones corporales, de nuestra imagen, comportamientos y rol social de cara a empezar a ser, en mi caso, un hombre. Un punto de inflexión que puede comenzar a los 4 años o a los treinta y tantos. Y se sabe cuando empieza pero no cuando acaba”, explica Viruta FTM. En este sentido, para poder financiar una parte de ese tránsito, este artista madrileño lanzó un crowdfunding para hacerse una intervención quirúrgica, quitarse las tetas, y publicar un disco. Fruto de ese proyecto, bautizado “Con tetas no hay para disco”, con el dinero logrado, nació su primer trabajo discográfico, “Pasión mutante”, diez canciones, diez genéros músicales, de todos los tiempos y para todos los gustos. Las tetas, de momento, tendrán que esperar porque el disco se llevo todo el dinero. “Estoy haciendo de la despedida de mis tetas algo entre político y espectáculo, una especie de mezcla entre activismo, espectáculo y ganas de no ser normal”, detalla el artista al explicar que en algunos de sus conciertos incluso muestra sus pechos al público.

“El transfeminismo es lo que me atraviesa en el día a día. Yo ya era feminista antes de ser trans, ya llevaba una militancia feminista cuando de alguna manera performaba de mujer por el mundo”, cuenta Viruta FTM. “Yo hacía una militancia feminista como creo que debería hacer toda persona leída como mujer porque hay una desigualdad manifiesta y yo, como persona que al menos parecía mujer, la sufría todos los días e intentaba luchar contra ella. Luego, al ir transitando y cambiando se han hecho hasta más visibles algunas desigualdades, privilegios de los que ahora gozo, cosas que ahora no puedo hacer como chico y como chica sí…pero sigo viendo que la desigualdad existe y el feminismo es necesario. Casi que cuanto más hombre me hago más feminista me vuelvo, algo un poco extraño pero que está siendo así. Y soy transfeminista para que se visibilice que no sólo las mujeres estandar son las defensoras y receptoras de los beneficios del feminismo como lucha”.

En una de las canciones de “Pasión mutante”, en “Privilegios masculinos”, Viruta FTM habla de los cambios sociales que percibe en su transición de mujer a hombre. “El privilegio más sangrante del que ahora disfruto”, explica el artista, “es el de poder tener un trabajo a través de una ETT, en la que no me reconocieron la segunda vez que fui, y ganar un euro y medio más por hora que cuando trabajaba allí y era chica. En el mismo trabajo, en el mismo lugar, haciendo lo mismo, cambiando sólo de nombre y aspecto físico. Además, también noto los privilegios en la seguridad personal ya que como mujer, da igual lo empoderada que te veas, siempre de alguna manera te sientes vulnerable en un montón de situaciones. O, por poner otro ejemplo, en el tema del cuidado personal y la esclavitud de la imagen. Hay un abismo entre ser mujer u hombre”.

Siguiendo con los cambios, Viruta FTM señala que “aunque los transexuales tendemos a convertirnos en la hipérbole del género al que aspiramos acercarnos, yo tenía claro que quería transitar de mujer a hombre sin convertirme en lo algo que no quería ser. En mi caso, me empiezan a gustar muchas más entidades humanas que antes. A lo mejor antes era una lesbiana hermética y ahora me llaman mucho más la atención los hombres u otras personas trans porque empiezo a perder la perspectiva de lo que es exactamente un hombre o una mujer. Y entonces, como digo yo, como que se te abren los chacras y te invade una corriente de pansexualidad que pasa también por el filtro del deseo y de la pasión”. En este sentido, Viruta FTM confiesa que ha tenido problemas con los servicios de salud públicos ya que “el equipo de sicólogos que me ha tocado en Madrid te encauza a que tengas una masculinidad o feminidad hegemónica, de una manera vertical, patologizante, paternalista. Y si tus gustos, tus parámetros, tu vida, tus ínfulas no pasan por ese caminito te descartan como sujeto al que puedan ayudar y te pueden retirar la medicación, pueden demorar tu operación hasta el fin de los tiempos”.

Viruta FTM se define también como “poligonero y precario”, “un artista de mercadillo de los que van con su furgoneta y los instrumentos de un lado para otro y viviendo de las gorras”, “un Bisbal de la periferia inmensamente afortunado por su música y lucha, millonario en valores humanos, aunque también tirado y bastante pobre”.

viruta 2

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.