El océano de las historias

La contagiosa oveja rebelde de mi barrio

“De repente, el manso animal se ha convertido en bestia. Me desconcierta. Me aparto. Decido tomar precauciones”, cuenta el artista Velpister (Barcelona, 1970) en este poema sobre la ingobernabilidad y rebeldía de las ovejas, las cabras y las personas. ¿Qué sucede cuándo perdemos el miedo? Lee, aprende, contágiate con “La oveja muerta” (Estado del bienestar/Naturaleza muerta, Ediciones Lupercalia).

oveja muerta


La oveja muerta

En mis paseos diarios por el monte
me suelo encontrar con un rebaño de ovejas.
Asustadizas, corren despavoridas
cuando alguien se acerca.
Solo siguen a su dueño.
Su señor.
Sin embargo desde hace un tiempo
he observado que una ya no huye.
Cada vez que me acerco se planta
mirándome fijamente.
De repente el manso animal
se ha convertido en bestia.
Me desconcierta.
Me aparto.
Decido tomar precauciones.
Hace años viví durante un tiempo
en un pueblo de la Galicia profunda.
Uno de mis vecinos tenía cabras.
Éstas son, en general, algo más bravas
que las ovejas,
pero igualmente asustadizas
y temerosas de su dueño y señor.
En una ocasión supe de una cabra
que tampoco huía.
Me explicó el cabrero,
Herminio,
mi vecino,
hombre curtido de más de 90 años,
fuerte como un roble,
superviviente solitario
a base de leche de cabra,
queso, miel, pan y vino,
que a veces,
uno de estos animales se vuelve loco.
Algo les pasa que de repente
se hacen desafiantes.
Pierden el miedo.
Hay que sacrificarlas,
me explicó mirando a la alimaña.
Recuerdo que de aquellas
me hubiese gustado comérmela.
Devorarla con frenesí
en una bacanal donde corriese la miel
la leche y el vino
festejando la muerte de la cabra sediciosa.
Pero hoy,
a la oveja rebelde de mi barrio,
no me la comería.
Adoraría su cadáver.
Lo velaría hasta el amanecer.
Hoy a la oveja asalvajada
la miro con respeto,
apartándome con cuidado de su camino,
para dejarle paso libre.
Sé que la matarán
porque,
como me había explicado el cabrero,
a veces,
las demás se contagian
y se hacen
ingobernables.
Las cabras.
Las ovejas.
Las personas.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.