ENTREVISTAS

“Luchar por la dignidad de las personas refugiadas es luchar por nuestra propia dignidad”

“Hay dos formas de ir al campamento de personas refugiadas de Idomeni y la dos son positivas. Una es de voluntaria a cualquiera de los proyectos que hay en marcha y que necesitan gente, como hemos hecho nosotras, y la otra es simplemente ir a acompañar a la gente, a escucharlas, a conocer sus historias de vida”, señala María Luisa Menéndez, brigadista de la Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak Bizkaia, que ha pasado junto a Adela Etxebarria, Nati Ovelleiro y Ana Gascón quince días en Idomeni. “La gente voluntaria muestra la otra cara de Europa, la de las personas que no comulgan con lo que hacen nuestros gobiernos”, añade Menéndez, para quien “todo lo que se haga desde los países que están negando la posibilidad de refugio es lo único que puede movilizar a los gobiernos europeos para que cambien sus políticas. Europa hoy sólo quiere quitarse el problema de las personas refugiadas de encima y eso sólo lo podemos evitar con nuestra movilización”.

En una extensa entrevista en Mar de Fueguitos, María Luisa Menéndez y Adela Etxebarria detallan cuál ha sido su labor en el campamento de Idomeni durante estos quince días y las condiciones en las que viven las personas allí refugiadas. “Está clarísimo que los gobiernos europeos no quieren testigos. Para mi es muy importante que allí haya personas que acompañen un poco, no que vayan a hacer cosas sin ninguna relación con las personas refugiadas”, comenta Adela Etxebarria. “Lo que la Unión Europea quiere es aislarles, que no tengan ningún contacto con personas independientes. Y las personas refugidas lo que demandan es dialogar, hablar, están dispuestas a que duermas en sus tiendas, necesitan un poco de cariño, apoyo, acompañamiento… Es muy importante ser testigos y estar allí acompañando, no ir de listos o de listas, en plan yo ya sé lo que hay qué hacer”, añade Etxebarria. En este sentido, en su opinión, “lo que necesitan las personas refugiadas a día de hoy, donde hay más déficit, es en el acompañamiento en el tema de los documentos y papeles, en cómo pueden hacer para salir de allí, para tramitar sus papeles como refugiados y que Europa los acoja”.

Para Adela Etxebarria, brigadista de la Plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak Bizkaia, “las personas que huyen de la guerra para salvar sus vidas tienen que estar protegidas y nosotras tenemos que intentar poner todos los medios para que tengan unas condiciones de vida dignas”. Para María Luisa Menéndez, integrante también de la Plataforma”, “luchar por la dignidad de las personas refugiadas es luchar por nuestra propia dignidad. Hace poco leí un artículo de una escritora en el que se preguntaba qué vamos a contarles a nuestros nietos y se acordaba del nazismo. Yo también me pregunto qué le voy a contar a mis nietos si no me implico. Para mi, su dignidad y la mía penden de la misma lucha y justicia social”.

idomeni

idomeni2

marialu y adela 2

Comentarios

One Response to ““Luchar por la dignidad de las personas refugiadas es luchar por nuestra propia dignidad””

  1. Admirable lo que hacéis, ejemplo de lucha por la dignidad.
    Un abrazo

    Publicado por Mikel | 19 Mayo, 2016, 8:57 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.