El océano de las historias

Cuando el oro no valga nada

La mayoría de la gente tiene algo. Otros, como el protagonista de estos poemas, más bien poco. Nada. “Rebelde en su discurso, novedoso y fresco”, el poeta Emilio Martín Vargas (Valencia, 1979) ha obtenido el Premio Hermanos Argensola 2016 con “Lloráis porque sois jóvenes”, “un libro que trata de dar otra visión del mundo”.

Me sale a devolver

La alianza grabada en fecha firme
que llevaron durante cuarenta años
sus abuelos en el corazón izquierdo
y después sus padres otros veinte
y ahora nadie. La gente esconde el oro en la mesita de noche.

O un piso en propiedad donde dormir en calma
cuando el oro nada valga, donde esconderse
del desahucio del amor y de los días agraces.

Quizá un coche coreano con el que recorrer islas
hundidas de madrugada, con los ojos aún llenos de luna
y el sol como corona de un imperio de ancianos y turistas.

La mayoría de la gente tiene algo: un trabajo
un seguro de vida, un Iphone
con más de cien contactos en la agenda.
Yo no tengo nada
más que una mujer
un hijo
este poema
y una sombra que me nombra
en un paraíso fiscal de mi mismo.

Emilio Martín Vargas

Disfrute de un consumo responsable

Yo soy mi propio abuelo
viendo a mi infancia jugar
FELIX F. CASANOVA

Hay ojos deshaciéndose en este whisky ofrecido
que sostienen mis manos de curandero. Enfrente
duerme un niño recién nacido
y no sabría decir con seguridad quién
cuida
de quién.

Oía la llave en la cerradura y salía corriendo a abrazar a mi padre.
Cada día volvía del trabajo con un juguete, todos los días
menos uno.
Lloré como un hombre, pensé que había dejado de ser
lo más importante en su vida.
Él me explicó que el kiosko había cerrado. Cada vez
llegaba más tarde del trabajo.

Recuerdo a mi padre sirviéndose un Larios cola en el mueble bar
-en aquellos tiempos un hogar sin mueble bar era un
hospicio-
sentándose en el sofá con la copa en la mano
celebrando su sitio.
Parecía una estatua ecuestre de algún coronel invicto.
Él tendría entonces treinta y cinco años y yo cinco
treinta años
he tardado en entender que en todas las celebraciones
suenan canciones de despedida.

Emilio Martín Vargas.

emilio

portada-libro

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.