ENTREVISTAS

“En Euskal Herria, aún consideramos al pueblo gitano algo externo cuando no es así”

“En el siglo XIX, a partir de la filología, se determina que el origen de la lengua gitana es muy probable que sea el norte de India, el Punjab. Sin embargo, el pueblo gitano como tal se ha ido formando eminentemente en Europa. El pueblo gitano es europeo, se forma aquí”, afirma el historiador David Martín Sánchez (Errenteria, 1980), autor del libro “El pueblo gitano en Euskal Herria”, publicado por la editorial Txalaparta. “Es verdad, parece ser, que sale de la India hace mil años, sale con su idioma y su cultura originaria, y va pasando países, Grecia, Centroeuropa… Y en el siglo XV, cuando los gitanos deciden ir hacia Occidente, parece ser que por el empuje del Imperio Otomano en Oriente, es cuando adoptan una condición de peregrinos para poder obtener salvoconductos y ser bien vistos por los monarcas y emperadores de las tierras que van atravesando. En un primer momento, bajo su condición de peregrinos, son bien vistos e incluso reciben dádivas, etc. Cuando se agota esa condición de peregrinos, porque pasan los tiempos y parece ser que vienen a quedarse y no de paso, es cuando surgen las medidas antigitanas por su carácter asocial, por no insertarse en las sociedades a las que estaban llegando”, añade este historiador.

Uno de los tópicos actuales más rancios sobre las personas gitanas señala que evitan realizar una labor para ganarse la vida. “Todavía entre las personas del pueblo gitano que mantienen una filosofía de vida trabajadora, excluyendo la parte marginal, como hay también en la sociedad mayoritaria, todavía hoy aquellas personas que siguen un modo de vida trabajadora desde una concepción gitana no tienen problemas para abandonar un trabajo porque ha surgido una necesidad familiar… claro, el problema está en que en el siglo XXI llevar adelante un modo de vida así es muy complicado porque no te puedes ir del trabajo y al día siguiente volver, tienes que recuperar horas, pedir permisos… entonces, es difícil conciliar pero sí que es cierto que la persona gitana siempre ha optado por hacer trabajos que pudiera gestionar a su modo en temas de horarios para priorizar otro tipo de cosas en la vida. De hecho, en romaní no existe la palabra “trabajar”, existe lo que llaman “hacer cosas”. Ellos hacen cosas para poder vivir, no viven para trabajar. Por lo menos esa es la filosofía. Luego el pueblo gitano es muy heterogeneo y, como nosotros, podemos tener nuestra filosofía y luego aplicarla o no”, explica el historiador David Martín Sánchez.

El siglo XXI acoge una heterogeneidad de personas pertenecientes al pueblo gitano residentes en Euskal Herria nunca vista hasta ahora. A pesar de ello, “gitano y gitana sigue teniendo una acepción negativa excepto cuando queremos folclorizar. En la cultura andaluza parece que, con sus pros y sus contras, se ha aceptado el elemento gitano en la evolución de su sociedad, cultura y folclore como algo normal, incluso coon orgullo. En Euskal Herria, a pesar de que el pueblo gitano ha transmitido una serie de rasgos culturales, ha participado de la sociedad, para bien o para mal, parece que se medio esconde esa condición, que es algo externo al pueblo vasco, cuando no es así”, afirma David Martín Sánchez. “La educación es la clave para cambiar las cosas, la educación para todos, empezando por el pueblo gitano, desmontando una serie de dinámicas y recelos respecto a la educación formal, que nos puede gustar más o menos pero que es un arma que debemos utilizar. Y siguiendo con el resto de la sociedad, entendiendo que la educación tiene que abrirse un poco a culturas que no solo sean la mayoritaria y tiene que facilitarlas”, añade el autor de “La historia del pueblo gitano en Euskal Herria”.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.