Diario de a bordo

“Nuestro colegio es un gheto y vivimos en un barrio excluido y marginado”, denuncian desde la escuela pública Miribilla al recibir el Premio Norte-Sur del Ayuntamiento de Bilbao

La escuela pública Miribilla ha recibido este lunes, de manos del Alcalde de Bilbao, el premio Norte-Sur Escuelas Solidarias por “Miribilla’s rules”, una iniciativa que impulsa la convivencia a través de su coro. En la ceremonia, que ha tenido lugar en el salón árabe del Ayuntamiento de Bilbao, la asociación de Madres y Padres Gurasoak de la escuela pública Miribilla ha aprovechado para “denunciar, una vez más, que vivimos en un barrio excluido, marginado, y que nuestro colegio es un gheto. Y lo decimos alto y claro. Y aquí, en el Ayuntamiento de Bilbao, en el Norte de nuestra ciudad, donde se decide su presente y futuro. Los premios están bien pero nosotras preferimos los hechos. Y el Ayuntamiento de Bilbao ha mirado para otro lado y ha ninguneado a nuestro colegio en muchas ocasiones. Y como lo sentimos, lo decimos”.

Aquí podéis ver los vídeos y leer de las palabras de Gurasoak, la asociación de Madres y Padres de la escuela pública Miribilla.

Afaf El Haloui, palabras AMPA Gurasoak, en castellano

Amalur García, palabras AMPA Gurasoak, en euskera

Palabras de Gurasoak, la asociación de Madres y Padres de la escuela pública Miribilla, en la entrega del Premio Norte-Sur Escuelas Solidarias

Muy buenos días. Desde Gurasoak, la asociación de Madres y Padres de la escuela pública Miribilla, damos las gracias a la asociación Euskal Herria 11 Kolore por pensar en nosotras para su coro, a Producciones Bideografik por su precioso documental y al Ayuntamiento de Bilbao por darnos su premio Norte-Sur.

Somos el Sur de esta ciudad, Bilbao. Y estamos orgullosas de nuestro origen, diversidad, amistad, solidaridad y fuerza.

Somos el Sur y estamos encantadas también de recibir este premio porque nos da la oportunidad de denunciar, una vez más, que vivimos en un barrio excluido, marginado, y que nuestro colegio es un gheto.

Y lo decimos alto y claro. Y aquí, en el Ayuntamiento de Bilbao, en el Norte de nuestra ciudad, donde se decide su presente y futuro. Los premios están bien pero nosotras preferimos los hechos. Y el Ayuntamiento de Bilbao ha mirado para otro lado y ha ninguneado a nuestro colegio en muchas ocasiones. Y como lo sentimos, lo decimos.

El Ayuntamiento de Bilbao puede y tiene que hace mucho más por la escuela Miribilla. Aquí van algunos ejemplos, necesidades que una y otra vez se ha negado a cubrir. Y que están en su mano, son de su competencia:

-Pese a ser una escuela relativamente nueva, inaugurada en 2006, hace aguas por todas partes. Y no es una metáfora. Muchas aulas se inundan cuando llueve. Y después de innumerables quejas, por fin, hace unos meses que han comenzado las obras. Pero, una vez más, estas obras son un parche. Y no solucionan todas las deficiencias del centro.

-El impulso del euskera es fundamental para nuestra escuela y por eso desde hace tres años sólo ofrecemos el modelo D. Sin embargo, partimos con desventaja y por eso necesitamos reforzar con más personal y presupuesto nuestro programas de euskera.

-Combatir la exclusión y estigma de nuestro colegio es otra de nuestras luchas. Y en este sentido necesitamos también que se contraten a tiempo completo más profesionales de la integración social, la educación no formal, la educación social, la mediación… Algo a lo que este Ayuntamiento se niega año tras año.

-Por último, no nos olvidamos de nuestro barrio. No podemos mejorar nuestra escuela sin mejorar nuestro barrio. Y en ese sentido, como ya han hecho la gran mayoría de las organizaciones sociales de nuestro barrio creemos que el Plan Auzokizuna 2020 que el Ayuntamiento quiere poner en marcha en Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala, no recoge las demandas de su vecindario y no afronta los verdaderos retos de nuestros barrios. Una vez más el Ayuntamiento de Bilbao lo ha vuelto a hacer. Todo para el pueblo, para el barrio, pero sin contar con su vecindario. Y así no hay futuro.

Los barrios de Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala tienen su escuela, la escuela Miribilla: abierta, euskaldun, diversa y en marcha. Y estamos orgullosas de ella. Y vamos a seguir luchando para que los niños y niñas de nuestros barrios tengan una educación de calidad y que garantice la igualdad de oportunidades. Y vamos a seguir peleando para que toda la riqueza que hay en nuestra escuela salga y se multiplique. ¡La escuela de Miribilla tiene abierto su corazón! ¡Abrid vuestras mentes!.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chiribitas. Historias que prenden la vida

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.