ENTREVISTAS

“No necesitamos nada de la modernidad, no es indispensable porque hemos vivido muchos años sin nada””

“Si esos proyectos llegan a echar a andar, si el Gobierno no tiene en cuenta la resistencia de la gente, no nos quiere escuchar, están en peligro nuestras vidas. Y no sólo las nuestras, también las de la flora, la fauna y, principalmente, la de los ríos. Nos tememos, si los proyectos siguen adelante, que la catástrofe va a ser muy muy grande”, explica María Sánchez, indígena zoque, abogada y defensora de la vida y del territorio en la zona norte de Chiapas. Con la reforma energética de 2013, impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, se abrió la puerta a la inversión extranjera en el sector petrolero y se planteó licitar espacios en territorio mexicano para la extracción de hidrocarburos. Una de estas licitaciones, conocida como Ronda 2.2, tiene en su proyección dos zonas con población indígena, que abarcan más de 84 mil hectáreas en el norte y centro de Chiapas: Ixtacomitán, Francisco León, Chapultenango y Tecpatán. Además también están previstas en la zona nuevas explotaciones mineras, geotérmicas, ampliación de presas, etc.

“Estamos preocupados y buscando alternativas de vida. No estamos en contra del progreso de ningún otro país, sabemos que las empresas que están detrás de estos proyectos no son ni siquiera mexicanas y eso nos da que pensar”, cuenta la activista zoque María Sánchez. “Nosotras decimos que ahora la gente inventa leyes, normas, y cualquiera puede entrar a tu casa y sacarte. Y ante esta situación nos estamos preparando. No necesitamos nada realmente de la modernidad, no es algo indispensable para nosotros porque hemos vivido muchos años sin nada. Y esa es la realidad y el Gobierno la tiene que saber. La región zoque es de las más marginadas y ha sido siempre muy pacífica porque pocas veces se manifiesta, alza la voz, y por eso está ahí olvidada. No tenemos escuelas ni caminos. Todavía tenemos comunidades en las que hay que caminar cinco o seis horas para llegar a ellas y que no tienen ningún servicio. Entonces, nosotros decimos que si hemos podido vivir tantos años así, ¿cuál es el problema ahora para que no podamos vivir así sí a cambio tenemos libertad? Si algo nos identifica como zoques es que el territorio es parte de nuestra dignidad y libertad, porque podemos ir y venir sin problemas. Y ahora, con las concesiones, van a cerrar los caminos, va a haber lugares a los que no vamos a poder llegar”, explica la abogada zoque.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chiribitas. Historias que prenden la vida

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.