ENTREVISTAS

“La trata con fines de explotación sexual es producto del racismo, el heteropatriarcado y el capitalismo”

“Es imprescindible explicar que la trata con fines de explotación sexual no es una realidad que nos cae del cielo o porque hay gente mala y delincuentes. Se habla mucho de las redes, de las mafias, pero hay que decir claramente que todo esto es producto, la consecuencia lógica, de la confluencia de tres estructuras de opresión: el racismo, el heteropatriarcado y el capitalismo”, señala Ane Garay, integrante del equipo de incidencias y participación social de CEAR Euskadi. “No es casualidad que las personas que están en situación de trata con fines de explotación sexual sean en su gran mayoría mujeres y niñas, cada vez más jóvenes, y también mujeres extranjeras, en muchos casos subsaharianas. Y esto es así porque las extranjeras son las otras, esas mujeres con las que no nos identificamos, no empatizamos, deshumanizamos y, por tanto, podemos sostener y permitir como sociedad que estén viviendo esa violencia. Además, la trata con fines de explotación sexual es una realidad capitalista porque es una de las expresiones más extremas de la mercantilización de los cuerpos de las mujeres, es un gran negocio. Las drogas o las armas, los otros dos negocios ilegales más rentables del mundo, se venden una vez. Sin embargo, el cuerpo de una mujer lo puedes estar explotando siete días a la semana, once horas cada día, durante tres años… entonces, las ganancias son ingentes, es un negocio redondo con muy pocos riesgos, máximo beneficio a coste mínimo”, denuncia Ane Garay, de CEAR Euskadi.

CEAR-Euskadi acaba de lanzar “Escapar para Vivir. Se trata de Refugiadas”, una campaña cuyo objetivo es sensibilizar a la ciudadanía vasca sobre la trata con fines de explotación sexual y contribuir a cambiar imaginarios sobre las mujeres que están en esta situación, posicionándolas como refugiadas.

Desde CEAR-Euskadi defienden y luchan por que se reconozca de forma efectiva el derecho de asilo a las mujeres extranjeras que huyen de una persecución, son víctimas de trata con fines de explotación sexual y una vez aquí no puedan ser devueltas a su país de origen, porque esto las pondría en un riesgo mayor. La trata con fines de explotación sexual es una vulneración grave de los derechos humanos y un tipo de violencia machista, y constituye una persecución por motivos de género. Por lo tanto, son mujeres refugiadas. Sin embargo, hasta la fecha el Gobierno español solo ha reconocido la protección internacional a 23 personas por este motivo.

Con esta campaña CEAR Euskadi pretende romper con el estereotipo de mujer víctima y posicionarlas como supervivientes, destacando sus resistencias y fortalezas. En el siguiente enlace encontraréis toda la información y materiales de la campaña: www.setrataderefugiadas.cear-euskadi.org

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chiribitas. Historias que prenden la vida

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.