ENTREVISTAS

“Palestina tiene que tener en cuenta la tierra, las personas y también los animales”

“Siempre nos preguntan si se han acabado ya todos los derechos humanos para que empecemos a luchar por los derechos de los animales”, cuenta Ahmad Safi (Jalazoun, 1978), fundador de la Liga Animal Palestina (PAL), la única organización de protección animal que trabaja en los Territorios Ocupados de Palestina, cuando explica la importancia de su labor bajo el apartheid israelí. “Al principio no nos tomaban en serio y pensaban que eramos una fantasía, que poner en marcha PAL era una idea occidental. Y tuvimos bastantes problemas hasta para inscribirnos como organización. Pero nosotros siempre respondemos hablando del Estado que queremos, pensamos, imaginamos. Y que en esa Palestina del futuro hay que tener en cuenta la tierra, las personas y también los animales. Por eso, somos una organización de base que tiene en cuenta todas estas problemáticas, no sólo las de los animales”, añade Ahmad Safi.

La Liga Animal Palestina nació en 2011 y a través del trabajo voluntario realiza asistencia veterinaria y otras intervenciones para mejorar el bienestar de los animales, actividades educativas de sensibilización, particularmente con niñas y niños, programas de apoyo y educación para promover una alimentación vegetariana y vegana y estrategias prácticas para abordar todos los problemas relacionados con los derechos de los animales. “Desde PAL investigamos lo que llamamos el ciclo de la violencia y cómo hace que las personas se sientan violentadas por quienes tienen más poder y además luego esas mismas personas justifiquen su violencia sobre quienes tiene aún menos poder, como por ejemplo los animales. Hemos estudiado la situación en Palestina y la ocupación provoca, dentro de este ciclo de violencia, que se abuse de los animales”, explica Ahmal Tarayra (Hebrón, 1980), directora de la Liga Animal Palestina. “En Palestina no existen leyes de protección animal y tampoco medios materiales para poder ayudar a los animales. Y tampoco hay experiencia en hacerlo. PAL es la primera y única organización que lo hace”, afirma su directora.

“Somos parte de la campaña de boicot a Israel y no queremos su dinero ni ayuda hasta que acabe la ocupación. No aceptamos la idea que se está vendiendo del veganismo israelí, más vegano que nadie, con esas botas de material sintético apto para veganos que el Ejército ofrece a sus soldados… no aceptamos sus consejos sobre cómo debemos tratar a nuestros animales porque mientras con una mano pueden ser veganos con la otra están matando niños palestinos”, explica Ahmad Safi sobre la interseccionalidad de su lucha. “No existe ningún grupo de Israel que nos apoye”, reconoce Ahmal Tarayra, directora de PAL. “Todos los activistas y grupos de derechos animales en Israel obvian el hecho de la ocupación, no hablan de los impactos de la ocupación israelí en los animales y ninguno se posiciona en relación con el conflicto”, añade.

Fotos: Aitor Garmendia

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chiribitas. Historias que prenden la vida

Los programas de radio

Bodega

Licencia de Creative Commons
Mar de Fueguitos by Gorka Andraka is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.